¿Cómo fortalecer mi empresa para un mundo post COVID-19?

Yo sé que estas enfadado de ver y escuchar información de COVID-19 y también de las consecuencias económicas que vamos a sentir en las empresas, por eso en esta ocasión ya no quiero hablar de lo mismo.

Es cierto que esta situación llegó como una cachetada; fuerte y sobre todo sin avisar.

Nos obligó a cambiar muchas cosas en muy poco tiempo y no son pocos los que aun siguen desorientados y sin saber que hacer.

Pero hay otra cosa en la que tenemos que ocupar nuestras mentes y eso es ¿Qué voy a hacer para salir fuerte de esta crisis?

Muchos están pensando cómo sobrevivir esta crisis y no cómo salir fortalecidos, pero tengo que decirte que hay una falla en ese pensamiento y es que según muchos analistas ¡el juego de los negocios ya cambió!

La dinámica del mercado, la forma de comprar y consumir de tus clientes es muy probable que no vuelva a ser como antes, entonces, sobrevivir estos meses no es igual a salir de la crisis con éxito.

A continuación, te voy a compartir algunas oportunidades que puedes aprovechar para salir más preparado ante la nueva realidad.

Gestión de riesgos y oportunidades

Desde unas semanas atrás, he trabajado con algunos de mis clientes la gestión de riesgos y oportunidades para sus empresas, enfocados específicamente en la situación actual.

Por supuesto con cada uno han salido las acciones puntuales que ya están ejecutando para abordar de la mejor manera los próximos meses.

Pero además de las acciones específicas, nos hemos encontrado con otras más globales, que le pueden aplicar casi a cualquier empresa, entonces fue que pensé en compartir contigo esas oportunidades, tal vez te puedan servir para tu empresa.

Aclaro que me voy a centrar en las oportunidades, porque a la fecha ya estamos un poco tarde para gestionar riesgos, ahora lo que corresponde aparte de detectar oportunidades es que trabajen sus planes de reacción ante crisis y también sus planes de continuidad de negocio.

Oportunidades para fortalecer mi empresa

1. Dejar la oficina; Ya nos dimos cuenta de que se puede operar aun cuando no todos están en la oficina, así es, en la mayoría de los casos incluso se superaron las expectativas, y eso que lo hicimos sin un plan y sin preparación previa.

Entonces ¿Por qué no pensar en las posiciones que se pueden quedar así después de la crisis?

Incluso habrá empresas que no encuentren una razón para volver a rentar una oficina, pero ¿qué se obtiene con esto? se me ocurren al menos tres cosas:

  • Disminuir costos.
  • Contribuir con el medio ambiente.
  • Aumentar compromiso de los colaboradores.

 

2. Calibrar la visión de la empresa; Si la forma en que van a comprar tus clientes cambia ¿tu empresa sigue en el juego?

Hay algo que es seguro, aunque todo vuelva a la «normalidad» realmente no volverá a ser igual y aun cuando todo vuelva a ser igual eso no va a pasar en 2020 y probablemente tampoco en 2021, entonces, sigue la misma pregunta ¿tu empresa sigue en el juego?

Algo te debe quedar claro, las necesidades de tus clientes van a seguir ahí, pero va a cambiar;

  • La forma en que compran ¿Vas a estar ahí para vender como lo necesita?
  • La forma en que consumen ¿Tu producto o servicio se puede adaptar para ser consumido como lo necesita?
  • Su ideología o convicciones para apoyar empresas socialmente responsables, empresas amigables con el medio ambiente, etc.

 

3. Crear un side business; Los inversionistas le llaman tener un portafolio de inversiones ¡es lo mismo! a muchos nos quedó claro que el negocio se puede venir al piso en un instante, entonces no puedes dejar que vuelva a suceder, es impostergable que comiences a pensar en tener una cadena de negocios.

Pueden ser negocios completamente diferentes al actual o relacionados, por ejemplo; vendes producto piensa en otro producto o en un servicio que sea complementario ¿Actualmente ofreces un servicio? piensa en un producto u otro servicio que lo complemente.

Como les decía en el podcast de hace unas semanas, para iniciar un nuevo negocio pueden aprovechar los recursos con los que ya cuentan (colaboradores, oficinas, almacenes, etc.).

 

4. Eficientar y automatizar procesos (darle agilidad a tu empresa); El futuro no es para empresas lentas, ineficientes o problemáticas.

Por lo tanto, una gran oportunidad es hacer una limpieza completa, reestructurar y eliminar lo que no sirve, es el momento de hacer que las actividades de la empresa se sincronicen como las piezas de un reloj. Hay sobre todo tres cosas que yo te recomiendo:

  • Hacer una reingeniería de procesos, siempre tiene que haber una tendencia a disminuir los pasos para obtener un mismo resultado. Eliminar lo que no sirve.
  • Estandarizar procesos, asegurarte de que siempre se haga de la misma forma lo que se tiene que hacer, que se respeten los mismos controles para obtener el resultado planeado.
  • Automatizar los procesos, con tantas herramientas y tecnología es increíble como en muchas empresas siguen utilizando formatos impresos o tienen procedimientos, pero se fían del buen juicio de las personas para respetarlos paso a paso, yo creo que es el momento para evolucionar las empresas y dejar de operar como si estuvieran en los 90´s.

 

Cuatro oportunidades, aprovecha por lo menos la mitad de ellas y tu empresa va a estar mas preparada para sobresalir en el futuro.

Pero si no te pones en acción ¡ahora! siempre habrá quien si lo haga y se quede con tus clientes, por favor ya deja de esperar a ver que sucede, es momento de actuar.

Comparte este post
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Ing. Israel Munguia

Ing. Israel Munguia

Soy Consultor e Instructor en BEIRA Consultores y BEIRA Training. He tenido la oportunidad de ver muchos casos de éxito en todas las empresas que he asesorado, eso ocasiona que tenga una gran pasión por ayudar a que las empresas apliquen las herramientas de crecimiento y mejora continua. Estoy convencido que las empresas son la vía para fortalecer nuestro país, eso me motiva a llevar mi experiencia a los líderes que se esfuerzan en hacer crecer sus empresas con cada decisión.